Entradas

Gulliver en Liliput

(Mientras corrijo exámenes se me ocurren estas tontadas, no me las tengan en cuenta; una sonrisilla tampoco amarga un dulce. Va por ustedes)

En Canarias, ahora mismo, y siempre dentro de mi limitado ámbito, que no pretendo ser un estudioso, un especialista o cosa parecida, sino simplemente un lector interesado, yo soy uno de mis autores favoritos. Para dejarnos de falsas modestias, yo soy mi autor favorito. Y no me dejo del todo satisfecho, no crean que es soberbia. Pero soy el que más me interesa porque soy el único que me da la impresión de mostrar la variedad y la dispersión, tanto en los temas a tratar como en las formas de exponerlos que a mí me parece que debe tener un escritor para que a mí me interese. Lo mismo me ves escribiendo sobre física cuántica que sobre mi perro; lo mismo te suelto un poema de amor a una novia muerta – en el recuerdo, que ella sigue danzando por ahí y enamorándose de todo quisque – que te suelto una reflexión sobre el arte de cocinar una buena salsa m…

Pedro Flores, XXVIII Premio Nacional de Poesía José Hierro

Imagen
Pedro Flores ha recibido el  XXVIII Premio Nacional de Poesía José Hierro.

No me resisto a recitar uno de sus poemas, Los zapatos del abuelo, de su poemario Como pasa el aire sobre el lomo de una bestia y colgarlo en nuestro blog.

En sus presentaciones, Pedro Flores suele leer algunos de sus propios poemas. Si se les presenta la oportunidad de oír al poeta en su propia voz, no la pierdan, vale la pena.







Vídeo con la noticia de la concesión del premio.






Realidades y realidades

Para ser escritor, al menos la clase de escritor que a mí me interesa – Pessoa, verbigracia –, hay que vivir endormido en un permanente sueño poético que te hace percibirlo todo a través de una penumbra o una bruma verbal, donde la realidad no es hasta que no consigues describirla en palabras.
Esa realidad descrita es bastante ajena a la realidad concreta de ahí fuera; por esos los escritores que digo viven como sonámbulos, como a tientas en esa realidad, aunque en la otra, en la que crean con sus palabras, anden con pie seguro y rumbo preciso.

Rubén Benítez en el Palacete Rodríguez Quegles

Imagen

La felicidad en un instante, o un instante de felicidad

Imagen
"Incomprensible espiritu, a veces faro, a veces mar" Samuel Beckett dixit
Morro Jable - Fuerteventura

Hay instantes en los que el alma se ensancha y se ilumina y te invade una sensación de paz que te hace levitar Los provocan casi siempre las cosas más sencillas pero no por ello menos importantes un momento compartido una conversación una instantánea una melodía una sonrisa las cosas buenas de la vida... Atesoro esos instantes los guardo como oro en paño para rescatarlos del recuerdo cuando la vida no es tan amable y te ofrece su lado amargo

Fragmento de La tentación del fracaso, de Julio Ramón Ribeyro

Imagen

Palabras de agradecimiento para cerrar la presentación de uno de mis libros.

Agradezco las palabras con que tan eruditamente ha adornado [presentador ocasional] mis textos. Estoy casi seguro de que son inmerecidas, y la inmodestia del “casi” se debe a que algunas no las he comprendido, aunque secretamente no albergo ninguna esperanza.  Me parece un loable esfuerzo el haber hilado un discurso tan cerrado acerca de un libro que evidentemente no ha leído, porque sin la menor duda, si lo hubiera hecho, necesariamente se habría quedado sin palabras, presa de absoluto estupor ante la desvergüenza que tenemos algunos de perpetuar en papel lo que merecería un más compasivo destino, como sería la volatilización más absoluta cuando el gran Apocalipsis energético devore completamente las memorias magnéticas de todos los computadores.
Agradezco asimismo a la editorial el enorme descrédito en que se ha sumergido al publicar de una manera tan primorosa tan infame contenido, descrédito que tan solo en parte puede descargarse en el lomo de la necesidad, y que pesará sobre es…