Entradas

de "Mamá se muere otra vez"

Me está encantando el libro aunque solo voy por el segundo capítulo, y quería compartirlo con vds., para un libro de autora canaria -aunque refrendada nacionalmente, que fue finalista del planeta- del que uno puede hablar con entusiasmo, no hay que dejarlo para después. La autora se llama Pepi Farray. Es profesora de educación en nuestra Santa Institución, pero también es fundadora de una Fundación dedicada a la cooperación para el desarrollo. Este es su único libro publicado, al parecer.

Cada vez que el circo llega a la ciudad, se me arruga un poco el ceño imaginando esos domadores enfundados en unos pantalones de lycra, con los leones calvos y los tigres desteñidos, esos elefantes deprimidos que te juzgan con ojos entristecidos, esa carpa remendada mil veces con el olor característico de los solares que cede la ciudad para montar el espectáculo. Sentada entre el público, me voy convirtiendo en la mujer barbuda y lloro dentro del paquete de palomitas de maíz. Me entristecen tanto los…

Buenos días, días buenos

Besos y abrazos desde las proximidades de mi ser. Me siento especialmente cerca de mí en estos días. Una compañía que celebro. Se ha atenuado la distancia conmigo mismo que me tenía constantemente exasperado y tenso. Creo que puedo tratarme a mí mismo con el cariño con que trato a los gatos que me rodean y, aunque parece toda una estupidez, es un paso de gigantes en la felicidad cotidiana y diaria sobrellevanza de los días.

Alabados sean los dioses lares, cercanos y domésticos, sin pretensiones de ser venerados en grandes templos.

Un puñado de sombras de Leandro Pinto

Los relatos contenidos en Un puñado de sombras me han gustado. Al contrario que lo referido sobre Grietas en el tejado no he percibido en ellos ninguno de los defectos expuestos en aquella reseña, o al menos no de manera tan evidente como me resultaron allí, que terminaron por hacer sombra a la obra completa.
Me maravilla la extensión de cada relato que permite hacer progresar la historia sin precipitación.(Me maravilla o admira, y sin embargo a veces se me hacen largos, un poco minuciosos, algo excesivos en detalles. El que me cansen un poco tal vez no sea defecto del autor sino del lector poco paciente) Me agradan las descripciones dilatadas de las situaciones, la falta de efectos buscando una falsa sorpresa o una exagerada impresión de horror, es decir, la contención. Me gusta la expresión empleada, muy neutra, con un narrador prácticamente invisible cuando se trata del estilo omnisciente, y sin excesiva campechanía, cuando se narra en primera persona.
En cuanto a las historias, i…

¿ Por qué escribir ?

Imagen
(a propósito de una pregunta que llevo tiempo esquivando responder)

Tengo algunos textos más bien irónicos sobre los motivos que me llevan a escribir. Gracietas. Las sentí sinceramente, porque sinceramente quería no tomarme el asunto en serio.

Si me preguntan, intentaré responder, pero no creo que importe cuál es el motivo que le lleva a uno a escribir, siempre que, al final, se escriba.

Para empezar, casi no me siento quién para decir por qué escribo, porque hace ya un buen tiempo que no lo hago, o lo hago muy de vez en cuando, sin rutina ni costumbre. Siento que las cualidades, si alguna vez se tuvieron, se van perdiendo o atrofiando con la falta de práctica.

En fin, intentaré decir algo al respecto.

En mi caso las motivaciones tienen que ver con la lectura. Los textos que me ha gustado leer me estimulan a escribir.

Y, de una manera que me parece que muestra falta de voz propia por mi parte, lo que escribo, sin ser una réplica de lo que he leído, contiene sus evidentes influencias. Rar…

Tónica y ginebra

Imagen
Hace algún tiempo ni se me hubiese ocurrido leer a una autora viva, ni mucho menos tan joven. Como si un libro tuviese que estar escrito por alguien ya fallecido y perteneciente a un lejano pasado para ser digno de mi atención. Debo decir en mi defensa que, en esa época, estudiaba filosofía y mis lecturas preferidas eran los textos fragmentados de los presocráticos. Supongo que era un criterio de selección como otro cualquiera: totalmente cargado  de prejuicios. Menos mal que la edad enmienda alguno de esos desastres de juventud: leer exclusivamente a muertos y estudiar filosofía.
La novela la compré en La casa del libro de la Gran Vía. No me gusta esa librería y no termino de entender por qué. Tiene unas hermosas estanterías de madera que hacen la vez de doble pared, un fondo fabuloso y varias plantas donde perderte durante horas, pero me parece un enorme almacén sin alma. Aunque hay un detalle que la mantiene a salvo de ser incluida en mi lista negra: tiene sillones y ese es un pu…

Grietas en el tejado de Leandro Pinto

Sobre el libro de Leandro Pinto Grietas en el tejado.

En primer lugar me estorba tanta repetición del nombre-apellido del personaje. Una obsesiva insistencia, me parece, en que no lo olvidemos y no nos perdamos entre los diferentes avatares de este entre su vida real y su vida literaria. (aún no he llegado al final así que hasta este punto no creo revelar ningún elemento clave de la trama), así como que estamos en Linares o que el exitoso periodista posee un mercedes que conduce por la ciudad... de Linares.  Es decir, abunda en explicaciones innecesarias para la narración por evidentes, como que enciende la cámara después de haber cargado las pilas durante toda la noche y cosas por el estilo que saturan la narración de banalidades que ni ayudan a avanzar la historia ni crean ambiente novelístico si es eso lo que pretenden.
Con esto queda dicho que el estilo, el soporte, por así decir, me deja mucho que desear. Y a esto le presto mucha atención porque al final las historias, ¿no se di…

Una vida plana

Imagen